• Boovet

Intoxicación por Chocolate


El chocolate es tóxico para los perros.


Existen muchos alimentos en nuestra vida cotidiana que aún siendo inofensivos para nosotros pueden resultar tóxicos para nuestras mascotas, en este artículo nos centraremos en el chocolate.


Es un alimento utilizado comúnmente para premiar a nuestras mascotas, sin embargo contiene una sustancia tóxica para el perro denominada Teobromina que se metaboliza muy lentamente en el organismo haciendo que esta se acumule hasta alcanzar niveles tóxicos.

El riesgo para el perro depende del tipo de chocolate, de la cantidad ingerida y del tamaño del perro.


Tipo de chocolate:


Tanto el chocolate negro como el de cocinar son los que presentan mayor cantidad de teobromina, tan sólo 25 gramos de este tipo de chocolate podrían intoxicar a un perro de 20 kg. Por el contrario el chocolate con leche y el blanco son los que tienen menor riesgo de toxicidad, ya que presentan menor concentración de esta sustancia.


• Cantidad de chocolate ingerida:


Pequeñas cantidades suelen producir únicamente malestar estomacal acompañado de vómitos o diarreas.

Cuando las cantidades son más elevadas los síntomas se agravan observando temblores musculares, convulsiones, latido cardiaco irregular, hemorragias internas e incluso ataques cardiacos.


• Tamaño del perro:


En animales de pequeño tamaño la cantidad tóxica necesaria será menor que en animales de gran tamaño.


La mejor forma de prevenir estos problemas es evitar que nuestras mascotas coman chocolate, pero en caso de accidente es importante saber cómo actuar. Si la cantidad ingerida de chocolate es pequeña (como una chocolatina, onza....) no debemos preocuparnos ya que la concentración de teobromina no es suficiente como para provocar toxicidad. Sin embargo, si nuestro pequeño amigo peludo ha acabado con nuestra caja de bombones, estaremos ante una urgencia veterinaria.

Es importante saber que la fase inicial del envenenamiento se manifiesta con una hiperactividad severa.

El tratamiento inicial será provocar el vómito si han pasado menos de dos horas desde la ingesta. Ante cualquier intoxicación lo más importante es una adecuada valoración veterinaria junto con una actuación rápida y eficaz.

Se debe tener cuidado a la hora de premiar a nuestro animal de compañía, ya que hay alimentos que aunque creamos que son inofensivos para el ser humano pueden ser realmente tóxicos para nuestras mascotas.


boovet


BOOVET CLÍNICA VETERINARIA  -  BARRIO SAN JUAN Nº1-A, BAJO  -  BOO DE PIÉLAGOS  -  39478  -  CANTABRIA