• Boovet

Intoxicación por Veneno de Caracol / Babosa



El veneno de caracol y babosa es utilizado frecuentemente en las huertas y puede ser mortal para nuestras mascotas.


Debemos evitar su uso en aquellos hogares donde se convive con perros o gatos, ya que en el caso de ser ingerido provocará la muerte del animal.


Las intoxicaciones más graves y a menudo fatales, se dan cuando el animal se come el producto dejado a su alcance por descuido, o cuando algún inhumano quiere poner fin a la vida de nuestros amigos. También hay casos en que los perros se dedican a lamer las bolitas de veneno que han sido esparcidas por el jardín, pero la dosis ingerida suele ser inferior y menores también sus consecuencias.

Este veneno es muy atractivo tanto para los perros como para los gatos ya que al ser dulce les resulta muy apetitoso.


El ingrediente usado en este tipo de veneno es el metaldehído, también usado como sólido de combustible para estufas de campo.


Al ser ingerido el metaldehído, se metaboliza con los ácidos del estómago para ser absorbido por el torrente circulatorio.


Afecta principalmente al sistema nervioso, produciendo:


Ansiedad, vómitos, diarrea, jadeo excesivo, babeo excesivo, incoordinación, convulsiones, hipertermia, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria y finalmente la muerte en pocas horas tras la ingestión.


Un animal que sufre de envenenamiento por metaldehído necesita hospitalización de emergencia y tratamiento inmediato, es una URGENCIA. Desafortunadamente, no existe antídoto disponible, la única alternativa de tratamiento es eliminar el metaldehído del cuerpo del animal.

El pronóstico dependerá de la cantidad de metaldehído ingerido, el tiempo del tratamiento, y la calidad de la atención profesional.


boovet


1,092 vistas

BOOVET CLÍNICA VETERINARIA  -  BARRIO SAN JUAN Nº1-A, BAJO  -  BOO DE PIÉLAGOS  -  39478  -  CANTABRIA