• Boovet

Evita los Golpes de Calor


No dejes a tu mascota dentro del coche, puede sufrir un Golpe de Calor.


Sólo 5 minutos... pueden ser mortales para nuestra mascota.


Miles de perros mueren cada verano cuando sus propietarios les dejan sólo unos minutos encerrados en el coche, pensando ilusos que con dejar un poco las ventanillas bajadas bastará para que su amigo aguante el rato que tarde en regresar. Tarde, siempre en estos casos se llega tarde.


La termo-regulación en los perros (el control de la temperatura corporal interna) es diferente a la de los humanos. El perro carece de glándulas sudoríparas en su piel, y sólo posee una pequeña cantidad en las almohadillas de sus patas, motivo por el que van dejando sus huellas sobre los azulejos en los días calurosos.


Cuando la temperatura del cuerpo del animal rebasa los 39ºC, el aumento de la frecuencia respiratoria a través del jadeo es la mejor forma de refrigerarse. Dentro de un coche al sol, la transferencia de calor hacia el animal supera su capacidad para eliminar el exceso absorbido mediante el jadeo, resultando en una elevación rápida y progresiva de la temperatura corporal interna. Durante un golpe de calor la temperatura corporal interna rebasa los 40ºC, el ritmo del jadeo aumenta excesivamente advirtiendo que el perro se encuentra en serios problemas y desembocando en la muerte del animal.


Hay que estar atento a algunas pautas para detectarlo a tiempo. Conviene pues saber que los perros más afectados son los de mayor tamaño y las razas chatas (braquicefálicos) ya que no son tan eficientes para reducir su temperatura. Por ello es importante controlar a este tipo de animales tras los paseos, de forma especial durante el verano, y en los días muy calurosos, pues el riesgo de que padezcan un golpe de calor aumenta. En cualquier caso, cuando el jadeo está acompañado por un exceso de babas, puede ser una mala señal.


El sofoco o jadeo constante, y el excesivo babeo puede anticipar un golpe de calor.


Para combatir un golpe de calor hay que actuar con rapidez. Se debe llevar al animal a un lugar fresco y aireado, y ofrecerle agua fresca. Es de vital importancia inducir el enfriamiento rápido del cuerpo mediante baños de agua fría, toallas mojadas en agua fría y acudir de forma inmediata al veterinario.


boovet


26 vistas

BOOVET CLÍNICA VETERINARIA  -  BARRIO SAN JUAN Nº1-A, BAJO  -  BOO DE PIÉLAGOS  -  39478  -  CANTABRIA